Cristina Oliveira

Delegada Regional de Educação do Centro

La EUROACE (Alentejo, Centro, Extremadura) ha desarrollado la cooperación transfronteriza en muchas áreas (económica, empresarial, cultural, etc.) ¿Es el ámbito educativo un área fundamental en la que hay que trabajar en cooperación transfronteriza?

Sin duda. Esa cooperación ya es visible en la enseñanza superior y debe extenderse también a primaria y secundaria especialmente en el reparto de la actividad lectiva. Más allá de eso, en un momento en el que la municipalización en Portugal está a la orden del día, es importante compartir buenas prácticas en estas áreas de gestión.

Superar las barreras lingüísticas es una gran ayuda para la cooperación. ¿Qué importancia tiene que en nuestras regiones el portugués y el español estén abriéndose paso como las segundas lenguas extranjeras?

Cuando comenzó a impartirse el español como segunda lengua en la enseñanza primaria hubo un interés creciente que ahora parece debilitarse, por lo que las colaboraciones entre los dos lados de la frontera pueden ser importantes para que el español crezca cómo segunda lengua en Portugal y el portugués también lo haga en España.

Además del conocimiento lingüístico la educación es una herramienta básica para la superación de prejuicios. ¿Nos conocemos lo suficiente? ¿Está presente en las aulas y en los contenidos de nuestros escolares la realidad de la frontera?

No nos conocemos lo suficiente. Hay todavía cierta desconfianza en relación al otro lado de la frontera y es debido a esa misma falta de conocimiento.

Nuestras escuelas ya participan en proyectos europeos (e-twinning, etc.) ¿Se podría aprovechar más la cercanía de nuestras regiones para que nuestros escolares tuvieran sus primeras experiencias internacionales?

Sí, sería interesante aplicar la metodología de proyectos del programa Erasmus entre las regiones fronterizas. Además de los beneficios económicos que aportan estos proyectos se conseguiría fortalecer las relaciones y tener un conocimiento mutuo de aquello que nos une y de nuestras diferencias.

¿Qué ideas o proyectos se podrían plantear en el futuro para que la cooperación entre nuestras regiones se fortaleciera?

Hay tres áreas claves en las que profundizar la cooperación. La primera de ellas con proyectos vinculados a la sostenibilidad del territorio: medio ambiente, agricultura, fauna y flora. La segunda de carácter cultural y centrada en la identidad ibérica: tradiciones, festividades, literatura, teatro, música. Por último, las nuevas tecnologías deben ser también un área de trabajo clave en asuntos como la movilidad, la robótica o la comunicación.